Inicio‎ > ‎Noticias‎ > ‎Año 2019‎ > ‎

91- EL BRISTOL M1C Y SUS 101 AÑOS EN CHILE

publicado a la‎(s)‎ 5 nov. 2019 5:24 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 5 nov. 2019 6:00 ]
05 noviembre 2019
 
El avión Bristol M1C, con el que en 1918 Dagoberto Godoy realizó el primer cruce de la Cordillera de los Andes por su parte más alta, ha sido parte importante de la historia aeronáutica de Chile.

El Bristol fue diseñado en Inglaterra en 1916, por Frank Barnwell y el prototipo M1C - acondicionado con un motor rotatorio Le Rhône y una ametralladora Vickers montada en el centro, frente al piloto -  en agosto de 1917.

Pese a su gran velocidad, en un principio el M1C fue visto con desconfianza por los pilotos del Real Cuerpo Aéreo Británico, por lo que no operó en la primera línea del frente europeo durante el conflicto y fue relegado a unidades de entrenamiento. Otras unidades del Bristol M1C, fueron comandadas en el Medio Oriente, Macedonia y Mesopotamia.  

El Bristol M1C en Chile

A fines de 1918, como parte de una compensación por la incautación de buques que nuestro país construía en astilleros británicos y que fueron empleados por Gran Bretaña durante la guerra, Chile recibió 12 de estos aviones.

Una vez armados, el 12 de diciembre de 1918, los M1C fueron destinados a la Escuela de Aviación. Esta nueva adquisición se transformó en el medio con el que se realizarían muchas hazañas en la historia de nuestra aviación.

Así, un jueves 12 de diciembre de 1918, el teniente Dagoberto Godoy efectuó en el Bristol M1C, N° C-4988, el primer cruce de la Cordillera de los Andes por su parte más alta en una aeronave más pesada que el aire, concretando así el sueño de muchos pilotos tanto chilenos como argentinos, civiles y militares.

“Si alguna emoción experimenté, – comentó Godoy- fue la de ver cumplido mi sueño anhelado: observar desde lo alto las cumbres nevadas que tantas veces había contemplado desde el aeródromo. Durante el vuelo, mi preocupación constante fueron el altímetro, la brújula, el funcionamiento de la bomba de aceite y las revoluciones del motor”, relató.

También en un Bristol MC1, unos cuantos meses después, el 5 de abril de 1919, el teniente Armando Cortínez Mujica, realizó el primer cruce de Los Andes ida y vuelta, en un vuelo entre El Bosque y Mendoza.  

En 1920, algunos M1C fueron asignados a la Primera Compañía de Aviación con guarnición en El Bosque y movilizados al norte del país, en un momento de fuertes tensiones fronterizas.

El Bristol M1C es una de las aeronaves más valiosas de las primeras experiencias aéreas de nuestro país. Representa el desarrollo, la evolución y la proyección de la actividad aérea y de la historia de la aviación en Chile.

Su réplica exacta fue construida por AJD Engineering, en 1989 (Reino Unido) y se puede apreciar en el Salón Principal de nuestro Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio (MNAE). 

Réplica del Bristol M1C exhibida actualmente en el Museo Aeronáutico.

Réplica ya ensamblada del Bristol M1C recibida en 1989 y lista para su pintura. 

Presentación de la réplica del Bristol M1C a diferentes autoridades, marzo de 1989.




noticias 2019


Comments