Inicio‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Año 2020


-8- CASI 200 PROFESIONALES AERONÁUTICOS SE GRADUARON HOY EN EL MUSEO AERONÁUTICO

publicado a la‎(s)‎ 20 ene. 2020 10:57 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 21 ene. 2020 10:22 ]

20 enero 2020
 

196 alumnos de la Escuela Técnica Aeronáutica (ETA), se titularon hoy en una emotiva ceremonia realizada en el Salón Principal del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio (MNAE), transformándose así en los nuevos profesionales y técnicos aeronáuticos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). 

Junto a sus familiares y amigos, los nuevos especialistas en Control de Tránsito Aéreo (CTA), Seguridad Aeroportuaria (AVSEC), Seguridad, Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI), Técnicos en Servicios de Vuelo (TSV) y Meteorología (MET), recibieron sus títulos en una ceremonia encabezada por el Director General de la DGAC, General de Aviación, Víctor Villalobos Collao. 

“Esta ceremonia solemne es muy importante para mí, ya que era un momento muy esperado poder titularme de esta carrera que me gusta tanto. Tengo las mejores expectativas y el deseo desempeñarme bien en esta Institución, donde ojalá me quede toda la vida”, manifestó Fernando Cifuentes, especialista SSEI recién titulado. 

Los nuevos funcionarios, que iniciarán sus labores a partir del 3 y el 10 de febrero de 2020, tendrán la importante labor de reforzar el creciente aumento de la actividad aérea en diversos aeropuertos y aeródromos a lo largo y ancho de todo el país. 

Verónica Solís, titulada de Seguridad Aeroportuaria (AVSEC), expresó que “estoy feliz de haber encontrado una carrera donde haré lo que en verdad me gusta, así que estoy con toda la energía para comenzar a trabajar este 3 de febrero en el aeropuerto Arturo Merino Benítez”. 

Por su parte, Adolfo Gales, nuevo Controlador de Tránsito Aéreo de la DGAC, manifestó que “es una satisfacción enorme concluir esta etapa, poder ver feliz a mis padres… a mi familia en general, y darme cuenta que los sueños sí se pueden cumplir. Así que feliz de comenzar a trabajar el 10 de febrero próximo”. 

Al final de la ceremonia, los titulados realizaron a viva voz el tradicional Juramento Aeronáutico para finalmente, cantar el Himno de la Escuela Técnica Aeronáutica (ETA) y celebrar junto a sus familiares. 

De esta forma, la Escuela Técnica Aeronáutica (ETA), contribuye a la dotación de especialistas en cada una de las áreas que la Institución requiere a nivel nacional. 


Llegada del Director de Aeronáutica Civil, General de Aviación Víctor Villalobos C.

Discurso del Director de la Escuela Técnica Aeronáutica Don Christian Miranda M.

Ceremonia de graduación en dependencias del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile.

Vista panorámica de la ceremonia de graduación 2020.







-7- 20 ENERO 1951: EL MEMORABLE VUELO DEL MANUTARA A ISLA DE PASCUA

publicado a la‎(s)‎ 20 ene. 2020 6:52 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 20 ene. 2020 7:09 ]

20 enero 2020
 
El avión Catalina OA-10A N° 405 "Manutara", fue el histórico avión anfibio que, al mando del capitán Parragué y sus hombres, unió por primera vez vía aérea, el continente con la Isla de Pascua en enero de 1951.

El memorable vuelo de ida hasta Rapa Nui, resultó todo un éxito. Tras sobrevolar el océano pacífico durante poco más de 19 horas, cubriendo una distancia de 2.047 millas náuticas (3.750 Km.), el noble bimotor aterrizó en Mataveri el 20 de enero de 1951.

Días más tarde, al iniciar el retorno, el anfibio despegaba de noche desde el mar, pero estando sobre una ola el avión dio un bote inclinándose bruscamente hacia la izquierda, golpeando en las olas el flotador y destruyendo parcialmente los montantes del mismo.

Malogrado el despegue y a fin de evitar un desastroso carrusel, la tripulación intentó nivelar el anfibio, pero antes de lograrlo otra ola impactó la punta del ala derecha, quebrándola y dañando además el blister de estribor.

Las inmediatas labores de salvataje y rescate culminaron recién a las cinco de la mañana con la tripulación del anfibio sana y salva. El naufragado Catalina estaba averiado, pero a flote. Fue amarrado al muelle de la bahía de Hanga Piko, pues como no existía un varadero para hidroaviones no fue posible subirlo a tierra en ese momento.

Días después y luego de retirar los motores, equipos de comunicaciones, baterías, instrumentos de navegación y meteorológicos, etc. el avión fue transportado a la isla y la tripulación regresó al continente en la fragata "Covadonga".

Este vuelo - que se anticipó a las intenciones del aviador australiano, Patrick Gordon Taylor de realizar un primer vuelo a Rapa Nui desde la Polinesia en su “Frigate Bird II” - no pudo concretar su retorno como estaba programado, sin embargo, significó un gran acontecimiento nacional dados los limitados medios tecnológicos con los cuales se llevó a cabo.

En aquellos tiempos la isla era visitada una vez al año sólo por un buque de abastecimiento con productos del continente, por lo que este vuelo se transformó en el primer vuelo transoceánico entre Chile continental y la Isla, un claro gesto de acercamiento e integración por parte del gobierno de la época. 

Actualmente en nuestro salón principal, se exhibe un avión Catalina el cual está caracterizado como el mítico Manutara, ya que el avión original se perdió en un accidente ocurrido en 1961 en el Lago Peñuelas, cerca de Valparaíso.


El avión Catalina OA-10A Manutara posado en isla de Pascua (1951).

Equipo de restauración del Museo junto al avión Catalina con el esquema usado por el Manutara.

El avión Catalina exhibido en el Museo con el esquema que usó el Manutara en su vuelo a isla de Pascua.


-6- AERÓDROMO LA FLORIDA CUMPLIÓ 71 AÑOS DE VIDA

publicado a la‎(s)‎ 20 ene. 2020 3:18 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 20 ene. 2020 3:24 ]

20 enero 2020
 
El aeródromo La Florida, ubicado a 6 km. al este de la ciudad de La Serena, en la Región de Coquimbo, fue construido entre los años 1947 y 1948. Su inauguración se realizó en 1949 y este 19 de enero se cumplieron 71 años de funcionamiento. 

Son 84 los profesionales y técnicos aeronáuticos que trabajan en este aeródromo administrado por la DGAC, prestando servicios aeroportuarios de Seguridad de Aviación (AVSEC), Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI), Servicios de Control de Tránsito Aéreo (CTA), Información de vuelo, Meteorología, entre otros; velando por la seguridad de las operaciones aéreas que allí se realizan.

Cuenta con un terminal de pasajeros de 3 mil 150 m2 de construcción en “piedra serena”, manteniendo la arquitectura típica de la ciudad, haciéndolo único entre los aeródromos y aeropuertos del país.

Protagonista de un verdadero hito aeronáutico

Desde este aeródromo, el 20 de enero de 1951, despegó el avión anfibio Catalina de la Fuerza Aérea de Chile, más conocido como “Manutara”, con una tripulación de nueve personas al mando del comandante Roberto Parragué, quienes realizaron una travesía de 19 horas y 22 minutos, cubriendo una distancia de 2.047 millas náuticas (3.750 Km.), hasta llegar a la Isla de Pascua.

Con este vuelo, que unió por primera vez vía aérea el continente con la lejana isla, se cumplió un objetivo de gran importancia política y estratégica, pues se afianzaba así la soberanía de Chile en Isla de Pascua y se exploraban nuevas rutas aéreas para la aeronáutica nacional.  

Según estadísticas de la Junta Aeronáutica Civil (JAC), basadas en las bitácoras de la Dirección General de Aeronáutica Civil, durante el año 2019, en el aeródromo La Florida se realizaron 12.645 operaciones aéreas, transformándose en uno de los terminales aéreos con mayor cantidad de operaciones aéreas (despegues y aterrizajes) realizadas. 

Aeródromo La Florida cumplió 71 años de vida.

Aeródromo La Florida, antiguo y nuevo terminal aéreo.




-5- VITRINA DE LA ACTUALIDAD: CAPITÁN MANUEL ÁVALOS PRADO

publicado a la‎(s)‎ 16 ene. 2020 6:44 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 16 ene. 2020 6:52 ]

16 enero 2020
 
El Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio (MNAE), en su constante misión de preservar y difundir el patrimonio aeronáutico, implementa permanentemente una vitrina denominada de la actualidad, cuyo objetivo es el de resaltar y recordar pioneros, efemérides e hitos importantes de la aviación.

En esta oportunidad la vitrina está dedicada al Capitán Manuel Ávalos Prado, quien efectuó el primer vuelo oficial de un aviador militar en Chile, tras la creación de la Escuela de Aeronáutica Militar.

Este hito aeronáutico se llevó a efecto el 12 de marzo de 1913, oportunidad en la cual el Capitán Ávalos a bordo del Bleriot XI denominado “Manuel Rodríguez”, realizó este primer vuelo oficial en nuestro país.

El Capitán Ávalos ingresó a la Escuela Militar en 1901 y luego de servir en diversas unidades de artillería, fue comisionado a Europa en 1911 para realizar estudios de aviación.

Al retornar a nuestro país en 1913, Ávalos asumió en calidad de interino la dirección de la naciente Escuela de Aeronáutica Militar.

En 1944 la Escuela de Aviación pasó a denominarse “Escuela de Aviación Capitán Ávalos”, para posteriormente, en 1996, agregarse el apellido Prado al nombre de este instituto formador de oficiales de la Fuerza Aérea de Chile (FACh).


Vitrina de la actualidad dedicada al Capitán Manuel Ávalos Prado.

Vitrina de la actualidad dedicada al Capitán Manuel Ávalos Prado



-4- INVITACIÓN AL MUSEO EN VACACIONES DE VERANO 2020

publicado a la‎(s)‎ 14 ene. 2020 6:09 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 14 ene. 2020 6:27 ]

14 enero 2020
 
El Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile (MNAE), invita a todo el público en estas vacaciones de verano para concurrir en familia y conocer de la historia aeronáutica nacional e internacional.

Nuestro Museo es gratuito y ofrece un entretenido panorama que contempla entre otros; un recorrido por las salas históricas que muestran los primeros intentos por volar, pasando por los inicios de la actividad aeronáutica, los primeros vuelos en Chile, las hazañas de los precursores civiles y militares, hasta la consolidación de la Fuerza Aérea Nacional.

Los recorridos del Museo se conforman en un orden cronológico, donde el visitante puede conocer cuáles fueron las inquietudes y realizaciones del hombre por volar, desde épocas remotas hasta nuestros días.

En el salón central del edificio, se puede observar la interesante muestra de aeronaves pertenecientes a la colección del Museo. Son cerca de cien aeronaves en exhibición de las cuales 35 han sido declaradas Monumento Nacional.

Para los aficionados a los temas espaciales, se cuenta con una sala específica dedicada a este tema, en la cual se destacan los hitos más importantes de la observación y exploración del espacio.

El Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, conforme a su visión de difundir el patrimonio histórico aeronáutico a todas las personas que lo requieran, mantiene entre sus servicios un sector habilitado para personas con discapacidad visual, disponiendo de una exposición exclusiva en sistema Braille.

Sin duda alguna, un bonito panorama veraniego que ponemos a su disposición en forma gratuita.

Los esperamos !!!!!!!!!!!!!!


Frontis y jardines del Museo Aeronáutico.

Taller de los hermanos Wright, precursores de la aeronáutica mundial.

Sala del Espacio.

Sala del Espacio.

Reactor de combate Lockheed T-33A.

Exposición de Maquetismo "89 años en los Caminos del Aire", en homenaje la Fuerza Aérea de Chile.



-3- MUSEO PARTICIPA EN FESTIVAL AÉREO DEL RANCO

publicado a la‎(s)‎ 13 ene. 2020 10:14 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 13 ene. 2020 10:44 ]

13 enero 2020
 
Los días 11 y 12 de enero se llevó a efecto el Festival Aéreo del Ranco en el Aeródromo Los Maitenes, Rio Bueno, evento aeronáutico que contempló entre otros; Vuelos populares, concursos, juegos infantiles, exposición de artesanía, entre otros.

La iniciativa, organizada por el Club Aéreo Río Bueno – La Unión, en conjunto con la Municipalidad de Río Bueno y de La Unión, tuvo como finalidad acercar a la ciudadanía al ámbito aeronáutico, de tal manera de crear conciencia de la importancia de esta disciplina junto con entregar cultura y entretenimiento a grandes y chicos. 

En esta ocasión, tal como en oportunidades anteriores, el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile (MNAE), cumpliendo con su misión principal que es la de exhibir y educar respecto de nuestro patrimonio aeronáutico, apoyó esta actividad presentando la exposición "Arturo Merino Benítez, Vida y Obra”, además de la entrega de numeroso material de difusión cultural.

Esta exposición nos presenta un repaso sobre la vida y obra del Comodoro Arturo Merino Benítez, quién fuera el gestor y gran impulsor del desarrollo aeronáutico nacional.

Recordemos que el Comodoro Merino realizó diversas obras en beneficio de la aeronáutica, entre ellas destacamos; la fundación del Club Aéreo de Chile, que dio vida a los Clubes Aéreos con la finalidad de promover la aviación entre la ciudadanía.

Otra importante obra fue la creación de la Línea Aeropostal Santiago-Arica y posteriormente, el Servicio Experimental Aéreo a Aysén, cuyo objetivo fue mantener la soberanía chilena en esa zona. Estos servicios finalmente serían unificados para dar origen a la Línea Aérea Nacional (LAN), la primera aerolínea chilena y una de las más antiguas del mundo.

También impulsó la fabricación de aeronaves en nuestro país, estableciendo la fábrica Curtiss en Los Cerrillos.

Esperamos que iniciativas como esta se sigan repitiendo, ya que además de entretener al público asistente, poco a poco se va cimentando una conciencia aeronáutica principalmente en niños y jóvenes.




Stand del Museo Aeronáutico exhibiendo la exposición "Arturo Merino Benítez, Vida y Obra".

Vista general del Festival Aéreo del Ranco.

Parte de las aeronaves congregadas durante el Festival Aéreo del Ranco.

Vista panorámica del Festival Aéreo del Ranco.




-2- EL VOUGHT SIKORSKY OS2U, “KINGFISHER”

publicado a la‎(s)‎ 10 ene. 2020 7:26 por Danilo German Villarroel Canga

10 enero 2020
 
El hidroavión Vought Sikorsky OS2U fue desarrollado a fines de la década del treinta para cumplir la tarea de observación y dirección de tiro de acorazados en la marina de los Estados Unidos, cumpliendo esta función de manera notable en las campañas del Pacífico durante la II Guerra Mundial, además del patrullaje antisubmarino y la protección de puertos. 

Llegó a nuestro país el año 1942, durante el desarrollo del conflicto bélico mundial, como resultado de un plan de reforzamiento para las fuerzas armadas de países latinoamericanos, que el Gobierno de EE.UU. puso en marcha luego del ataque japonés a Pearl Harbour, en diciembre de 1941. 

Ya en servicio, este avión realizó una importante labor en las tareas que la Fuerza Aérea de Chile debió cumplir entre 1942 y 1945 respecto a la protección de las costas del Pacífico de posibles ataques de submarinos, realizando el patrullaje aeromarítimo del litoral, protección de puertos y cooperación con la Armada hasta el término del conflicto en agosto de 1945. 

A partir de 1946, se les desmontó el armamento y en los años posteriores fue dedicado principalmente a funciones de entrenamiento de pilotos en hidroaviones. Luego en 1947, el Vought Sikorsky, Nº 308 de la FACH fue escogido como el avión más idóneo para realizar la primera expedición chilena al continente antártico, en lo que sería el primer vuelo de un avión nacional a la Antártica, la labor más importante de este modelo en nuestra historia aeronáutica.

Luego de un accidente sufrido en agosto de 1948, donde resultó con un flotador dañado, el Vought Sikorsky OS2U, N° 308, fue dado de baja por disposición de la correspondiente Investigación Sumaria Administrativa (ISA). 

La Fuerza Aérea de nuestro país contó con 15 ejemplares de este modelo, enumerados desde el 300 al 314. Para el año 1959, todos estos ejemplares ya habían sido dados de baja. El último de ellos, el N° 314, que había realizado dos expediciones a la Antártica en 1949 y 1950, fue dado de baja el 3 de marzo de 1959 por un accidente sufrido el 31 de julio de 1958, durante un vuelo de instrucción al mando del teniente Iván Doren y que llevaba como alumno al subteniente, Guillermo Delgado, quienes resultaron ilesos. El V.S 314, capotó y se hundió en la bahía de Quintero. El avión fue retirado del agua y permaneció por varios años al interior de la Base Aérea de Quintero como un monumento. 

El año 1980, con motivo de la realización de la primera Feria Internacional del Aire (FIDA, actual FIDAE), fue entregado por la FACH al Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio (MNAE), donde fue restaurado. En primera instancia se le pintó la matrícula 311 y actualmente, con la matrícula 314, luce en excelentes condiciones en el Salón Principal del MNAE como parte de su colección permanente.

Vought Sikorsky Nº 314 preservado por el Museo Aeronáutico.
Vista frontal del Vought Sikorsky Nº 314.
El Vought Sikorsky Nº 308 que sobrevolara la Antártica Chilena en 1947.




-1- A 83 AÑOS DEL INICIO DE LA LÍNEA EXPERIMENTAL PUERTO MONTT - PUNTA ARENAS

publicado a la‎(s)‎ 9 ene. 2020 9:40 por Danilo German Villarroel Canga   [ actualizado el 9 ene. 2020 9:49 ]

09 enero 2020
 
El Comodoro Arturo Merino Benítez, prócer de la Aeronáutica Nacional, se empeñó en unir por “los caminos del aire” todo el territorio nacional, asumiendo, por ende,  la difícil misión de conectar la zona más austral de Chile, desde Puerto Montt al sur. Así en enero de 1930, se inauguró oficialmente la Línea Aérea Experimental Puerto Montt–Puerto Aysén, en lo que sería un primer paso para la conexión de las zonas más inhóspitas de nuestro país.

Merino Benítez, persistente en su idea de llegar hasta Magallanes, logró que en 1935 el Consejo Administrativo de la Línea Aérea Nacional (LAN), aprobara un plan de mejoramiento y modernización, el que se tradujo en la compra de tres aparatos Curtiss Condor, arribados en agosto de ese año. Con esta compra se esperaba avanzar hasta Punta Arenas.

En mayo de ese año, Merino al mando de la LAN, propuso al gobierno la creación de una línea que realizara el tramo Puerto Montt–Magallanes, servicio que debería ser provisto por personal voluntario procedente de la Fuerza Aérea Nacional (FAN). Sin embargo, el gobierno no aceptó la propuesta de Merino y finalmente, el servicio se entregó por completo a la FAN. 

Un mes después, el jefe de la FAN, General Diego Aracena, nombró como jefe del servicio al Capitán de Bandada (A), Carlos Abel Kreft. En agosto se dictó la Ley 5.682, con la cual se estableció un marco legal para la línea a Magallanes, permitiendo financiar la generalidad de asuntos requeridos para comenzar a poner en pie el proyecto, que requirió innumerables esfuerzos de la Fuerza Aérea.

Fue el capitán Abel quien dirigió todos los estudios para el efectivo establecimiento de la línea Puerto Montt-Punta Arenas, una tarea titánica que comprendió la elección de medios aéreos, los terrenos, las rutas aéreas a operar, la elección y entrenamiento del personal, estudios técnicos, comerciales, etc.

Es importante mencionar que el año 1935 se creó la base aérea de Bahía Catalina, a orillas del Estrecho de Magallanes (levantada en terrenos mayormente cedidos por la Armada), por lo que llegó a la zona importante material aéreo, en principio un Sikorsky S-38, dos Dornier Wal y luego dos Sikorsky S-43, los que podían transportar cómodamente a más de 20 pasajeros, incluyendo a sus tripulantes. 

Dos años después, el jueves 7 de enero de 1937, a las 18:20 horas aterrizó en Bahía Catalina, el avión anfibio Sikorsky S-43 “Magallanes”, pilotado por el Capitán de Bandada (A) Carlos Abel Kreft y el Teniente 1° (A) Tomás Gatica lbacache. Viajaban en él, el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, General del Aire, Diego Aracena Aguilar, entre otras autoridades, dando por inaugurada la Línea Experimental Puerto Montt - Punta Arenas. El hecho constituyó un gran acontecimiento, puesto que todo el mundo quería contemplar tan moderna aeronave que conectaría aquella zona con el resto del país.

El libro “La Aviación en Magallanes”, del reconocido historiador aéreo Alberto Fernández Donoso, entrega más detalles señalando que la Línea Experimental pronto adquirió el carácter de una verdadera empresa de aeronavegación entre Puerto Montt y Punta Arenas, con una agencia de ventas situada en el centro de la ciudad, con un itinerario quincenal, con pilotos y pasajeros confiados en las operaciones habituales.

Sin embargo, la aventura duró poco tiempo… El 21 de agosto de 1941, el “Magallanes” sufrió un accidente que le costó la baja a principios de 1945. Este hecho, marcó el fin del servicio aéreo militar entre Puerto Montt y Punta Arenas. Este episodio se vio agravado además, por el hecho de que se disputaba entonces la Segunda Guerra Mundial y la posibilidad de adquirir nuevas aeronaves adecuadas para fines comerciales era casi imposible. 

La iniciativa - por parte de la LAN - para volver a operar en forma regular hasta la zona austral sería estudiada nuevamente a contar de diciembre de 1944 con un vuelo de prueba de un Lockheed C-60A Lodestar, realizado en 1945; con el establecimiento de la posta Punta Arenas-Puerto Porvenir con un Lockheed 10A Electra, y desde junio de 1946, con las operaciones de prueba y transporte de carga del Servicio Experimental Santiago-Punta Arenas (o Servicio Técnico Experimental a Magallanes).


Avión anfibio Sikorsky S-43 "Magallanes".

 

(*) Fuente fotografías: Revista FACH. Sitio: https://www.fach.mil.cl/hitos.html


1-8 of 8